viernes, 10 de octubre de 2008

El mundo de la crónica periodística

El martes a la tarde me junté con Gabriela Esquivada ya que le había presentado unas crónicas que hice para un laburo. Me las corrigió y luego me recomendó y regaló varios libros para leer y así mejorar mi escritura.

Pero ¿qué es la crónica?. En uno de los libros que me dio, llamado "Lo mejor del periodismo de América Latina", Tomás Eloy Martínez dijo: "Nació hacia 1880 como recurso de algunos escritores latinoamericanos para vivir de lo que escribían publicando sus versiones de la realidad en los periódicos. El lenguaje fue experimental y siempre nítidamente literario".

Una crónica es lo que yo escribí acá. Obviamente recién estoy aprendiendo como se escribe una buena. Hombres que sobresalen son, entre otros, Hemingway, George Orwell, Roberto Arlt y Caparrós. El diario Crítica suele presentar muy buenas crónicas como estas que escribe Eduardo Blaustein.

Esquivada también me regaló "Un mundo muy raro y otras crónicas de Gatopardo", que también comencé a hojear. Pero lo que sin dudas me intrigó fue la recomendación del libro "Crónicas ejemplares" que escribió Enrique Raab. El tipo era del ERP y lo desaparecieron los militares. Ya lo conseguí vía Mercado Libre, así que es sin dudas uno de los libros que más espero. Según me contó Gabriela, a ella "le voló la cabeza ese tipo de crónica".

5 comentarios:

Fede dijo...

Yo también estoy aprendiendo a escribir crónicas. Voy a ver si consigo los libros que te recomendó Esquivada, me interesan.

Saludos.

Talleyrand dijo...

fede me recomendó varios mas que no incluí en el post. si queres mandame un mail a ramonindart@gmail.com y te paso los otros. me dijo de unos sencillos q enseñan a perfeccionar la cronica periodistica muy buenos

JPM dijo...

Grossa Esquivada.

De Cacho Para Vos dijo...

No hay como Crónicas de una muerte anunciada. Excelente!!!!De esos libros que no se pueden dejar de leer.
Te felicito por ut excelente espacio y te invito a pasar por De cacho para vos a dejarle un mensaje a las madres en su día.
Pura Vida

Javier R. dijo...

Por momentos se ve tanta soberbia y pedantería en el ambiente que uno se queda con la sensación que los periodistas seremos así, al fin de cuentas. Pero aparece alguien como Esquivada y nos permite volver a creer que los nabos y desagradecidos son solo algunos de los más visibles y que hay miles y miles como Esquivada que tratan de ayudar, desde su lugar, a que las cosas sean mejor.
Muy bien a 2Papiros por contarlo.
Abrazo.