domingo, 21 de junio de 2009

Chau benja


Sábado 13/6 21.15. Se sube al auto. Respira. El aire es frío, producto de la llegada del invierno. Su madre le sonríe mientras arranca el auto. Él mira por la ventanilla. Avanzan por la ruta. Detrás se esconde la cordillera de los Andes. Todavía es un niño que no llega a los tres años. Está en plena constitución del cuerpo, según Lacan. Tiene a su madre, pero nunca pudo decir "padre", porque esa imagen jamás estuvo en su vida. Su madre lo crió sola, quedó embarazada a los 18 años.

21.25. El auto avanza en la noche de Rancagua. Su vida pasa alrededor de su mamá, sus abuelos y sus "chalas", como le llaman a las sandalias por los pagos en los que hoy brilla el "loco" Bielsa. Ella lo tuvo a los 19 y superó la estigmatización social que implica ser madre a esa edad. Lo crió rodeada de una familia que siempre la apoyó.

21.45. Viajan rumbo a su casa. Pero nadie puede imaginar lo que te depara el destino. Nadie puede imaginar que un hijo de re mil puta se te puede cruzar por un segundo en tu vida y sacarte lo más importante que tenés. Pero hijos de puta hay por todos lados. Ella acelera, el hdp también. El hdp tomó algo antes de agarrar el volante. Sus reflejos no están intactos. Acelera, aumenta la velocidad, prende un cigarrillo, sube el volumen de la música y canta cada vez más fuerte.

21.46 El choque es inevitable. El hdp ni amaga a frenar, porque no ve el auto que pasa. "La curva de la muerte" se llevará otra víctima. Pero como sucede en estos casos, no será el hdp el que pase a la eternidad, sino el inocente. El que no tuvo nada que ver, el que no sabe decir papá pero la lucha desde que nació. Los autos impactan. Ella no entiende nada. Baja del auto desesperada. La llevan a la clínica. Luego llevan a su hijo. Pregunta por él una y otra vez. Pasan las horas y él sigue internado.....luego pasa al otro mundo producto de los impactos del accidente. En la madrugada del domingo pasado su cuerpito dijo chau y tras tres años de existencia se fue para siempre.

Pero la vida sigue. Por eso es que quiero mandarle desde la distancia un gran abrazo a la "Naty" como le dicen a ella. Con 23 años sufrió lo peor que le puede pasar a una persona. Pero tiene que saber que aún es joven y que puede salir de esto y superarlo. Ojalá lo haga, para que desde el cielo el pequeño "benja" se sienta orgulloso de su vieja y la ilumine a partir de ahora y para siempre.

7 comentarios:

Guty dijo...

No puedo mirar la foto sin pensar en mis niños.
Un abrazo a tu amiga.

Fede dijo...

Ufff, cuánta impotencia se siente en estos casos...

Anta dijo...

Realmente hay cosas que cuestan creerlas , pero si creo en que esta en le cielo y es un angel

Recontra dijo...

Cuanto dolor, la puta madre, cuanto dolor.

NoTe dijo...

Sin palabras. Un dolor que te debe partir el alma. Abrazo!

Anónimo dijo...

Yo tambien se q esta en el cielo, no existe otro lugar para benja ! Por favor tomemos conciencia, todos tomamos, todos manejamos, esto no puede seguir pasando !!!!!!!!!!!
Ali.

Anónimo dijo...

Benja: Todo un angel