miércoles, 6 de enero de 2010

Católico, aunque hoy sea mala palabra

No es fácil escribir un post para defender a la religión. Menos si esa es la religión católica. Pero bueno, hago el intento ya que soy católico creyente y practicante de vez en cuando. De chico iba a misa, después dejé de ir y ahora cada tanto me acerco. Mi distancia más fuerte fue recién comenzada la facultad con tantos nuevos autores que despotricaban contra las religiones. Pero sucedió algo que me hizo creer de nuevo. El miedo a una tragedia que por suerte no fue me hizo rezar. Y rezar mucho. El hecho de que uno se acerque a Dios cuando lo necesita es egoísta, porque luego uno no se acerca para agradecer. Desde aquel día lo hago.

¿Por qué necesito creer? No puedo concebir el hecho de que después de la muerte no haya nada más. Y aunque me tilden de iluso o ingenuo, estoy convencido en el cielo y el infierno. Es decir, creo, o quiero creer, que aquella persona que es inmoral o que no tiene piedad después de esta vida pagará por eso. Y aquel que tiene una conducta que ayuda a la sociedad a progresar luego tendrá su premio. Además necesito sentir que hay alguien que me va a cuidar en los peores momentos.

El otro aspecto, más polémico aún, es el hecho de que defiendo a la Iglesia Católica. Y defenderla en reuniones públicas es como intentar convencer a D´Elía que no todos somos la derecha fascista. Sé que hay curas depravados, ladrones y hasta negocios que atiende esa institución. Pero la Iglesia está hecha por hombres y el hombre no es bueno por naturaleza, sino malo. Entonces más allá de los errores que cometan sus administradores, creo en la Iglesia y en los valores originales que representa.

En fin, el tema da para escribir libros y libros. Simplemente quise plasmar esto desde Nochebuena, ya que pienso que se convirtió en un espectáculo consumista más, cuando nos olvidamos que lo más importante (para los creyentes) es estar en familia y celebrar el nacimiento de Jesús.

9 comentarios:

Juan Pablo Veli dijo...

Como evangélico creyente que soy, me encantó el post.

emi dijo...

"dios es un concepto.." John Lennon.-

años q no piso una iglesia.. para mi es politica. eso esta en cada uno; solo q me molesta la gente ciega..

ya no soy catolico, ni nada.. opte por el camino de la comprencion y el razonamiento. eso no me hace ateo ni nada.. ya lo dije claramente.

Namasté amigo, espero q siempre encuentres tu camino..

Anónimo dijo...

El problema de la iglesia catolica no es la religion sino la forma de organizacion, su estructura de poder.
"Se que hay curas deprabados, ladrones y hasta negocios que atiende esta institucion" Todo esto no puede ser justificado con: los seres humanos somos malos. Es muy simplista. El poder con que la iglesia catolica enviste a los curas, es la causante de estos problemas.
Defender el cristianismo me parece es defender causas nobles. Defender la iglesia catolica NO.

Marian dijo...

Creo que defender a la Iglesia católica es, de alguna manera, defender las instituciones. No comparto esa defensa porque considero que es una de las instituciones más hipócritas ya que se supone que su objetivo es hacer el bien y acercar el hombre a Dios y, sin embargo, es corrupta, cruel y prefiere que los hombres se mueran de SIDA antes que aceptar que el preservativo es necesario.
Respeto tu opinión y la de los que como vos, defienden a la Iglesia sin fanatismos.

leandro dijo...

q opinas del casamiento homosexual talle???

y del aborto???

(no sabia de esta religiosidad,me gusataria saber tu opinion en estos temas de actualidad)

todo bien con las creencias de cada quien,siempre y cuando lo practiquen de la puerta de su casa para adentro...cuando instituciones religiosas o ideologicas se empecinan en imponer sus planteos dogmaticos a toda la sociedad...ahi es cuando me pongo receloso...

no quiero una "sharia" social,ya sea de catolicos,judios,musulmanes,derechosos,comunistas o lo q pinte...

como ciudadano q soy,mi "libro sagrado" es la constitucion...de ahi para arriba,no hay nada...

en fin...

Anónimo dijo...

El hombre no es ni malo ni bueno por naturaleza, nos hacemos seres morales con la cultura y de ella nacen las instituciones. La religión es una invención del hombre, de él depende el uso que se le de. Algunos prefieren creer en Dios porque le da fuerzas. Otros prefieren no creer. Y otros usan la religión para manipular a la gente y hacer negocios. Pero nada de eso es natural.

Talleyrand dijo...

leandro: el casamiento de los homosexuales estoy de acuerdo en la unión civil, no así religiosa, es obvio.

el aborto ya es más complicado. No estoy de acuerdo, pero igualmente lo legalizaría.

Anónimo dijo...

Hoy tube un día pésimo la vida no me sonríe,con rezar a Dios no me soluciona nada y todavía su nombre lo escribo con mayúsculas¡Porque fe siempre queda¡
Me despierto esperando una alegría y nada, todo de lo mismo,la misma gente mala, la mismas enfermedades,accidentes y demás de todos los días¡¡¡
Busco encontrar cosas o personas que me ayuden a pasar la triste e injusta vida,cuando creo encontrar alguien que me saque del pozo con solo una buena amistad,me da un cachetazo, entonces me pregunto de que me sirve ser una buena persona y realizar buenas acciones.
Talleyrand la mala palabra no es "Católico" si no los hijos de puta que se hacen llamar católicos.

Ricardo dijo...

Moncho: acabo de leer el post. No puedo estar más de acuerdo con lo que decís.
Soy católico, todo el mundo lo sabe porque no es algo que oculte (ni que crea que deba hacerlo) y eso muchas veces me vale cuestionamientos.
Me cuestionan lo que hacen los curas pederastas (como si fueran los únicos). Me cuestionan que la jerarquía no hizo nada (o poco) en la dictadura...
Y me cuesta explicarles que mi fe va más allá de eso. Que entiendo lo que me dicen y que me decepciona profundamente que así sea. Pero que también hay grandes curas que hacen miles de cosas para que el mundo sea mejor.
Que hay millones de laicos que por su compromiso con la Iglesia dejan la vida en ayudar a los demás.
Que la Iglesia es cada uno de sus integrantes y que me gusta ser parte de ella.
No sé, tal vez soy un ingenuo, pero es lo que yo creo.