domingo, 31 de mayo de 2009

¿La corrupción es secundaria?

En estas últimas semanas escuché dos frases que me hicieron reflexionar. La primera, de un liberal, que me decía que el gobierno de Menem fue mucho mejor que el de los Kirchner porque redujo al aparato estatal. Yo le comenté que como podía añorar a Menem con los innumerables casos de corrupción, una dudosa muerte de su hijo, atentados AMIA DAIA, Río Tercero, etc... La respuesta fue "eso es otra cosa. Yo te digo como liberal, hizo un buen trabajo".

http://antiblogpolitico.files.wordpress.com/2009/02/la-corrupcion.jpg

Hace unos días, un amigo defendía la gestión de los intendentes del conurbano ya que "gracias a ellos no se incendia la provincia". Yo nuevamente aludí a la cantidad de casos comprobados de corrupción que hay en el conurbano. Mi amigo terminó justificando la corrupción de esos intendentes.

Ahora, entonces pregunto (y sin ser peyorativo ni nada parecido). ¿La corrupción es secundaria en lo que refiere a la gestión estatal?. Si el gobernante delinque pero lleva a cabo la ideología a la cual representamos, ¿es justificable?. Siempre consideré a la corrupción como un tema central, pero hay muchísimos ciudadanos que no lo analizan así. Entonces si uno pregona por una economía de mercado, es secundaria la corrupción menemista y si uno espera que el Estado interceda en la sociedad, entonces es secundaria la corrupción kirchnerista.

¿Es así? No. La corrupción es central, en mi opinión. Un funcionario que roba dinero público es un estafador. Roba el dinero de todos los ciudadanos que vivimos en una sociedad. Ellos están en esos cargos para administrar lo mejor posible el dinero del país. No me importa si es pro mercado o pro Estado, ¿cómo podemos estar a favor de un Gobierno que mantiene, repito mantiene y no echa de sus cargos a funcionarios corruptos?

9 comentarios:

Martín dijo...

El problema es que para la gente son TODOS corruptos. Y creo que hay un poco de cierto en eso.

Entonces cuando aparece alguien que más o menos la pilotea, se uspone que es mejor que alguien que encima de chorro no hace nada.

no?

guadis! dijo...

Personalmente no acepto la corrupción en ningún aspecto de la vida. Desde coimear hasta quedarse con un vuelto que no es propio.
De ninguna manera corrupción y buena gestión o coherencia ideológica son aspectos excluyentes entre sí a la hora de analizar un gobierno...
Saludos!!

PD: Lo subí a Chuenga.net, porque me gustó! Te paso el link para que voten y comenten http://chuenga.net/story/corrupcion-aspecto-secundario-analizar-gobierno

Faco dijo...

La corrupción es inherente a toda burocracia estatal, creo yo, sea esta la que tenemos acá (una mezcla de burocracia "profesional" en las segundas y terceras líneas de ministerios y gobernaciones, mezclados con funcionarios "políticos"), como la burocracia casi 100% profesional que hay en otros países (Alemania).

Yo opino que la corrupción es importante, pero secundaria. Obvio que prefiero un funcionario que no roba, pero me interesa ante todo su gestión. Un empresario editorial decía una vez "Vueltos se quedan en todos lados, pero un uno por ciento; en Argentina el problema es que se quedan con casi todo y no hacen casi nada".

Me parece que la corrupción es además un tema "liviano" que impide que se discutan temas de fondo. Desde esa óptica, el problema con Menem es que era corrupto, no que su modelo neoliberal destruyó al Estado y al país. Por eso pudo instalarse la Alianza como alternativa de "menemismo honesto", opuesta a Duhalde. La discusión terminó siendo corrupción o no corrupción, cuando tendría que haber sido continuar o no con el modelo. De la misma forma se sostiene que el kirchnerismo es "menemismo con derechos humanos", y la discusión gira en torno a la corrupción, cuando el tema central (dos modelos opuestos de país), queda relegado.

Por eso, cuando discuto este tipo de cosas, prefiero dejar el debate por la corrupción de lado. No me importa que venga el Mani Pulite o Transparency International a auditar una gestión. Si una gestión es honesta, mejor, pero asumo que eso no va a ocurrir y prefiero centrarme en discutir la gestión.

Wiliam Ajanel dijo...

La corrupción es un tema importante, incluso más que cualquier tendencia ideológica, es una cuestión de valores y no tiene porque tender bandera política.

Sencillamente yo no estaría dispuesto a dejar en manos de un corrupto el destino del país. Y no se es un "poco" o "muy" corrupto, se es corrupto y yastá... Es un hecho relevante, y totalmente aislado a la naturaleza ideológica de los individuos, una especie de valor supremo...

Un saludo... te vi en Chuenga

eki dijo...

ojo el mensaje q da la publicidad q haces amigo...
nos queres vender pescado podrido??

Talleyrand dijo...

Martín: hay un poco de cierto, no lo niego.

Guadis: coincido. PD: lo de Chuenga lo tengo al tanto. Voy a hacer un posteo en estos días.

Faco: A ver, obvio que siempre habrá quienes sean corruptos en la burocracia estatal. El tema es como decís vos cuanto porcentaje se llevan y te agrego, cuantos de estos funcionarios delinquen. Te bajo el tema a los intendentes. Si esta persona está comprobado que roba dinero público, la Justicia debe actuar y destituirlo. Si querés después pongamos un intendente que continúe el modelo de país que llevan los gobernantes más importantes, pero esos tipos no pueden seguir en los cargos, no los podemos justificar diciendo que "bueno robó, pero mirá todas las calles de asfalto que hizo". Además, yo no considero que el tema de la corrupción como una discusión "liviana". Por último, si para vos el modelo de los Kirchner es positivo, ok lo acepto, pero ¿es necesario mantener en el cargo a tipos como Jaime?

William: Es así. La corrupción no tiene bandera política. Se puede robar con la mano derecha o la izquierda, eso es indistinto.

Eki: no es pescado podrido, pero sí jaj tengo una publicidad de Sushi en el blog....si trabajarías en microcentro te invitaría a comer, pero perdiste tu chance.

leandro dijo...

"roban pero hacen"

esa es la consigna q desde hace mas de 60 años mantienen algunos...(y mal ne las va..."a ellos"...por lo q es al pais,es otra cosa).

algunos "progres" minimizan la corrupcion kirchnerista...me pregunto,tb minimizaban la corrupcion menemista en los 90'???

no escuche a ninguno minimizando la corrupcion menemista en los 90'...sera q el "robo para la corona" de ahora es mas "copado"???

las cuentas en suiza son todas numeradas...pero quizas a las cuentas "progres" las pongan en algun lugar especial...quien sabe.

a los q creen q la corrupcion es algo sin importancia...les recuerdo q segun las encuestas de la ONU q habitualmente se hacen sobre "calidad de vida" muestran a paises de bajisimos indices de corrupcion encabezando las posiciones...( q "loco" no???)

NoTe dijo...

La corrupción es un delito. Así de simple. Y muy piola lo que dice Leandro, da para pensar. Buen post querido!

Anónimo dijo...

La corrupción no es secundaria para nada es primaria. Yo soy siempre he sido siempre y seré siempre un ciudadano honesto, aborrezco la corrupción en todos los niveles, no sólo en la política: en la educación, en la policía, en los jueces, en los empresarios, en el empleado de la municipalidad, en los curas, en todos.
Yo creo que la corrupción tiene 2 orígenes, que les llamo: 1) Familiarismo y 2) Amiguismo.
Alguien que tiene un familiar o amigo, no lo hará ingresar por sobre otro posiblemente más capaz, solo porque uno tiene una posición de más poder?
El problema es el amiguismo y el familiarismo. Ya que, en el lugar de trabajo, uno tiene amigos generalmente. Y el tema es decidir donde decir "esto es hasta acá". ¿Se entiende? Aborrezco la corrupción, pero en Argentina, todo el mundo conoce a alguien y si no lo conocés, estás frito. Los contactos son los que hacen la diferencia y eso es corrupción también.