martes, 2 de marzo de 2010

La alegría es sólo brasilera

Nunca antes había estado en un carnaval de Brasil. Y tengo que admitir que no entendía porque tanta gente iba para allá y una vez que iba no paraba de volver. Luego de vivirlo entiendo porqué.

Los brasileros esperan todo el año esta fiesta. El mejor resumen me lo dio un amigo de allá que me dijo: "Uno puede ser obrero, abogado, empresario, lava platos o mendigo. Pero cuando llega el carnaval todos quieren hacer lo mismo: festejar". Y son cuatro días en los que el país se convierte en una fiesta inmensa. Todo Brasil explota de alegría, no importa la vida que luego uno lleve durante el año.

El carnaval es una fiesta cristiana que se realiza antes de la cuaresma. Puede ir desde fines de enero hasta finales de marzo. Este año en Brasil fue del 12 al 16 de febrero. Yo pasé carnaval en un pueblo llamado Santa Rita do Sapucaí en el estado de Minha Gerais. Dos fotos que retratan lo que acabo de comentar:


4 comentarios:

aqui_c dijo...

Y sumado a que las mineiras son las más lindas de Brasil y que en Carnaval todas se regalan...

Guillote dijo...

Me tienen los huevos llenos los brasileros, uruguayos y hasta los argentinos con esa boludes tan grande llamada Carnaval.

gonzalitoo dijo...

La diferencia de cómo se toman las cosas entre ellos y nosotros es notoria. Más allá de festejar o no el carnaval, cuando uno es turista y es un habitante pasajero en tierras brasileñas es claramente distinto a cuando uno lo es en arenas marplatenses por poner un caso. Allá te tratan con cariño y respeto. Hay asaltos y robos nadie está ajeno a eso pero la diferencia es que acá esperan recaudar la plata de todo un año en 15, 30 o 60 días. Mientras que allá te cobran a precios reales, acá te estafan con precios despampanantes. Cómo se explica que alimentos y bebidas cuesten lo mismo en ambos lugares turísticos mientras nuestra moneda vale mucho menos que la de ellos.
Muy buenos informes. Saludos

Anónimo dijo...

#puto#