miércoles, 31 de marzo de 2010

La izquierda argentina

José Pablo Feinmann (el bueno) la mayoría de las veces, cuando no se dedica a putear a los bloggers, tiene una lucidez admirable. Hoy leyendo el blog "No te vayas, estúpida", me encontré con un fragmento del filósofo en el suplemento "Peronismo. Filosofía política de una obstinación argentina", clase 80, que publica todos los domingos Página/12. Miren las líneas que le dedica a la izquierda argentina:

"Se trata de un planteo ya clásico de la izquierda argentina. Exigir todo. Impugnar al Gobierno de turno porque se juzga que no quiere ni puede hacer lo que hay que hacer. Que no puede es evidente. Que no quiera es una valoración subjetiva. Como sea, así cualquiera se pone a la izquierda de todo el mundo. Tan a la izquierda que se cae de la escena política. No voy a trazar aquí un plano de lo posible y lo no posible en política. Pero toda política debe partir de una correcta evaluación de las fuerzas enemigas. [...]

El esquema se repite siempre. La izquierda pide tanto que todo gobierno le parece escaso. Al final, como el PO en el conflicto de la presidenta Cristina Fernández con el llamado “campo”, termina alineándose con la derecha. No es casual. Para la derecha, lo que hace el Gobierno es demasiado. Para la izquierda es poco. Son dos formas de coincidir en la oposición. De pronto, se miran las caras y –sorprendidos– se encuentran en el mismo podio, en el mismo terreno, en la misma plaza. A la derecha no le importa: si hay que sumar, suma. Total, después liquidará al molesto zurdaje que se vio necesitada de utilizar. [...]

2 comentarios:

Matías Mosquera dijo...

La reflexión me parece excelente, y admiro que un filósofo de izquierda tenga participación den los medios (me gustaría que hubieran más)....

Estoy en parte de acuerdo. Creo que la izquierda debería aprovechar que hay un gobierno que se acerca un poquitito a sus ideas, doblarse un poco y aprovechar su situación, evaluando cada movimiento, pensando que cualquier error puede significar la vuelta a al derecha, la vuelta a la economía financiera que tantos buitres y piratas usureros esperan.

Concuerdo con Pino que la deuda debería revisarse, ya que parte es ilegítima. Estoy de acuerdo con todos los errores que la "izquierda" le marca al gobierno, ya que me identifico más con ellos que con este gobierno.

Pero en este caso veo a José Pablo como el que más claro ve las cosas. Hay que entender la escena política, y no caerse de ella, para ningún lado. Hay que adaptarse, y darse cuenta que es esto, o volver a destruir todo.

Estoy convencido que mantener este proyecto abrirá por fin el espacio para el verdadero socialismo, la verdadera igualdad... pero le tengo mucho miedo a volver a empezar, a volver al 2001

NoTe dijo...

Sabias palabras de José Pablo. Una reflexión que, más allá de posturas ideológicas, tiene la iniciativa de enriquecer el debate. Y eso en la Argentina de hoy es mucho.