martes, 7 de junio de 2011

Esos tres

Con ya varios años laburando en el periodismo, en este día tan especial, me acordé de tres personas que hoy considero amigos, que a su manera me ayudaron muchísimo en esto. Y ninguno de ellos llega a los 30. Son Juan Pablo Mansilla, Facundo "El Faco" Falduto y Pablo "Payito" Blanco.

Y digo cada uno a su manera por esto. Mansilla es algo así como una biblioteca mental del periodismo. Es el tipo que un día te dice donde laburó el aspirante de redacción de 14 años que hizo una pasantía en El Liberal, después creó una radio comunitaria y ahora labura con el sobrino nieto de Mirtha Legrand #ponele.

Tiene mil contactos dentro del ambiente, conoce a todo el mundo y su blog de radio es una cosa increíble. En 20 años va a tener el archivo radial más grande del país. Siempre que necesité nuevas fuentes me las dio, me recomendó y me ayudó a darle una vuelta de tuerca a muchas notas.

El Faco es todo un personaje. Es el que tiene mi edad. Ni bien llegué a Perfil.com no tenía una buena relación, después cambió. Tipo al que le cuesta levantarse. Pero escribe como muy pocos lo saben hacer. Más que periodista, para mí es escritor. Es de los que yo les digo "che faco leeme esta nota". Y la edita en 15 segundos y la deja impecable. Estoy convencido de que una vez que empiece a publicar lo que escribe, no lo para nadie.

Por último, Payito. Sin dudas al que mas le rompí las bolas. Cada vez que me mareo con algo pido su consejo. Te soluciona el laburo. Ya no está más en Perfil.com. Hacer de cuenta que nada pasó es muy difícil, es de esos periodistas que ante cada noticia tienen 10 ideas nuevas para nota. Y le encanta investigar, y meterse, y buscar nuevos datos. Sobre todo no publica mierdas. Igual que los otros dos.

Fue el que siempre confió de lleno en mí y eso me sirvió de una manera increíble. Gracias a su confianza pude ir a Córdoba en mi primer viaje de política. Cuando estuve en Mendoza me sirvió de editor, a pesar de que no estaba más en Perfil.com ya que había comenzado en Libre, el nuevo diario de la editorial. Ese último viaje me ayudó con las notas, me dio ideas y me bancó llamados a cualquier hora. Desde que no está en la redacción me canso más. Era una garantía de buen laburo los 7 días a la semana.

Bueno, en este día del periodista, mi saludo va para los tres. Cada uno desde su lugar y a su manera me ayudaron a crecer acá adentro. En el oficio más lindo del mundo.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Querido Ramón:
En nombre de mi hija y mío, quiero dejarte un gran saludo en éste día tan especial.
Auguro lo mejor para tu carrera.
Gracias por ayudarnos a dar a conocer nuestra verdad.
María Belén Schneer.

Guty dijo...

Mirá también con vas a relacionarte vos :)
Saludos, que pases un lindo día.

Ana Wu dijo...

Qué lindo este post. Saludos Moncho!

Anónimo dijo...

Me gusta la gente agradecida y por lo que veo vos lo sos , !muchos exitos !

La mama de Tony Blas dijo...

y que ce le vamo a hacer... al Román no lo quiere el Tony porque de chiquito no le quiso da un autografio, y eso que le vio que era medio retrazadito el pobre... no estubo vien el Roman ahi!!!
tendrian que berlo al Tony como se babea cuando lo pongo frente a la tele con el mate cozido los domingos y aparece el Roman. Lo vua tener que hace ver, pa que me diga si está bien que se toque mientras ve jugar al Roman...

Unknown dijo...

Qué difícil debe ser para el pibe que pasó a laburar en Libre, si es que "no publica mierdas".
Porque a esta altura supongo que que para entrar a esa redacción deben hacerlo en un camión atmosférico.