jueves, 13 de agosto de 2009

Prioridades gubernamentales

De repente el fútbol es cuestión de Estado. Todos los canales, todas las miradas pasan por ver si Grondona y Cristina cierran el acuerdo. El Estado le da a un mafioso que hace 30 años que está en el poder de la AFA 600 millones de pesos. Después dirán "nooo pero con publicidad se recupera". OK. Pero el Estado le da 600 millones a un negocio de millonarios.

Grondona es el mismo tipo que creó el monstruo de TyC y toda la berretada deportiva. Ahora decide romper contrato y arreglar con el Estado. "El fútbol es de todos" dice el slogan. Dejense de romper las pelotas. El fútbol es un tremendo negocio en el cual el Estado sale a bancar los agujeros que hicieron décadas de mala administración.


A la oposición la recibe Randazzo, y al dueño del fútbol lo recibe Cristina. Esas son las prioridades de nuestro Gobierno. ¿No hay un secretario de Deportes llamado Claudio Morresi?.

Resulta que los clubes gestionan de manera pésima y el Gobierno les dice "ok no hay drama, acá tienen 600 palos". ¿Qué tipo de medida es esta?. "Estamos defendiendo los puestos de trabajo" dijo recién en conferencia de prensa Aníbal F. Que discurso para la gilada.


Todos estamos de acuerdo que lo de TyC era un monopolio...pero un monopolio que el propio Grondona creó. Ahora de repente es el tipo más popular de la historia. Y repito, el Estado, es decir todos nosotros, le damos 500 millones.

En la Argentina hay 12,7 millones de pobres y 4,7 millones indigentes.

8 comentarios:

El Cordobés dijo...

Te recomiendo que escuches a Víctor Hugo Morales, quien tiene algo de autoridad para hablar del tema.

NoTe dijo...

Grondona es lo peor que le pudo pasar al fútbol argentino. De eso nadie en su sano juicio puede dudar. El con su firma convalidó estos contratos aberrantes que hemos sufrido los hinchas hace más de 15 años.

A mi consideración sería válido que el Estado tome forma en democratizar al fútbol, una de las actividades, quizás la mayor, que ocupa a miles de personas y parte sustancial de la cultura de nuestro país. TyC recibió de ganancias más de 8 mil millones de pesos en un año. ¿Por qué no intentamos que el Estado, sin poner un mango, ayude a que se licite la transmisión del fútbol para así hacemos desde este aspecto una mejor democracia?.

Da para largo y gracias por el espacio. Saludos!

Talleyrand dijo...

Cordobés, con tu comentario obviamente decís que yo no tengo autoridad. VH obviamente estará contento. Si no me equivoco el jamás laburó para TyC, entonces esta es su gran oportunidad.

Note: Estoy con vos, pero se tuvo que haber hecho de otra forma. El Estado no puede meterse en un contrato entre privados y lgorar que se rompa. Es algo inexplicable.

Victor dijo...

Dicen que fue que el gobierno para joder a Clarin le pidió a Don Julio que rompiera el contrato por XX cantidad de guita. Don Julio les dijo que no si $$ no le falta (la ferreteria anda bien), entonces desde el gob le dijeron "viejo, acepta o salen a flote de nuevo las mil causas que tenes y vas en cana con papada y todo" y al pobre ferretero de Sarandí no le quedo opción. Se llevo la guita y zafo de las rejas.

El Cordobés dijo...

No, con tu comentario demostrás que evidentemente, en este tema, no tenés autoridad.

Decir que la opinión de de Víctor Hugo responde a un deseo de pertenecer, es un reduccionismo muy pobretón.

Me parece que lo que es para la gilada son tus frases: grandilocuentes pero vacías.

Creo que si vas a ser tan concluyente, tenés que fundamentar mínimamente las conclusiones.

Saludos

Barbaridad dijo...

que el gobierno se ocupe de temas que afetan directamente a la sociedad y deje de tapar con estas cosas las mil cagadas que se manda...
En un contrato privado el gobierno no debe participar y si lo hace es claro y evidente que hay un interes personal de la gente que integra el mismo.

Barbaridad dijo...

ah! el cordobes: no es necesario ser autoridad para dar una opinion, si para dictaminar.

Nacho dijo...

En serio creés que el Gobierno va a poner los 500 millones que pide la AFA? Si esa plata llegará a salir de las arcas estatales los buitres de la oposición no tardarían en desfilar por los medios -del Grupo- despotricando y hablando de la pobreza en la argentina. Algo que ya está sucediendo. Que en el negocio del fútbol haya competencia y lo pueda ver una mayor cantidad de gente, también es una política pública.