jueves, 11 de octubre de 2007

Marche al calabozo

Finalmente se conoció la sentencia al sacerdote Christian Von Wernich. Su nueva casa es en una celda en la cárcel de Macos Paz.
Von Wernich está alojado en una de las 90 unidades unicelulares del pabellón. Son celdas individuales de 2,5 por 3 metros, sin ventanas, con una cama de hierro adosada a las paredes, una mesa, un taburete, un inodoro y un lavatorio. La puerta de la celda está abierta entre las 8 y las 22, cuando se desconecta la electricidad. Después comienza el silencio
Acá les dejo una info de como es la celda. Varios más deberían ir a parar ahí.

8 comentarios:

modes amestoy dijo...

hemos leido la noticia y esperemos que la justicia se cumpla esta vez.
Un abrazo

Jesús dijo...

Que vergüenza para la iglesia

Agus dijo...

enhorabuena!

Gonza dijo...

la iglesia muti...nunca se juega en los temas relevantes

NoTe dijo...

Simplemente se ha hecho Justicia.

Fede dijo...

buenisimo esto que paso, ahora faltan varios genocidas mas...

Juan FC dijo...

Al fin un caso que se hace justicia.

Lo de la inglesia es triste, nunca defenndio la democracia. Y Es ademas la mayor perseguidora de la historia. Bergoglio no dijo nada sobre el caso...

Saludos

A tres puntas dijo...

Cayó el primero de la Iglesia, deberían caer varios más. Pero estoy contento: hay un poco menos de impunidad y la historia se va aclarando.

Saludos

Tincho